Los clubes náuticos son los promotores de la náutica más social

Las declaraciones de Ramón Marrades, responsable de estrategia del Consorcio Valencia 2007, desprecian la realidad de la náutica en la Comunidad Valenciana.

En unas declaraciones realizadas a un diario de Valencia, Ramón Marrades se refería a los clubes náuticos como ejemplo de elitismo y exclusividad. Concretamente, dijo que «La actividad náutica no puede ser sólo de unos pocos, nosotros no somos un club náutico, tiene que ser para toda la población», al referirse al proyecto de polideportivo náutico que quiere desarrollar el Consorcio en la Marina Real.

Ante esta toma de posición, la Asociación de Clubes Náuticos de la Comunidad Valenciana quiere destacar que toda la actividad deportiva náutica federada –incluida la olímpica-, se desarrolla gracias a los clubes, que realizan más de 400 regatas y competiciones a lo largo del año con más de tres millones de euros de inversión, procedente de las cuotas de los socios. De hecho, la Marina Real, gestionada por el Consorcio, no es organizadora de ninguna regata o actividad deportiva, por lo que el comentario resulta bastante contradictorio.

Además, hay que indicar también que los Clubes son asociaciones deportivas sin ánimo de lucro, cuyos socios han sufragado en la mayoría de los casos la construcción de los puertos deportivos, algo que tampoco ocurre con la Marina Real, cuya construcción se financió con fondos públicos, superando los 400 millones de euros de endeudamiento. A pesar de ello, resulta sorprendente comprobar que las tarifas de amarre de esta instalación pública superan en más de un 20% a las del club náutico más cercano y similar en cuanto a tamaño, el Real Club Náutico de Valencia, hecho que habla por sí sólo de la diferente sensibilidad hacia los navegantes.

Más aún, los clubes náuticos disponen de escuelas de deportes náuticos completamente abiertas al público, en las que se forman y practica deporte cada año miles de niños y jóvenes en toda la Comunidad Valenciana, y son un elemento importante de la oferta turística. Cabe destacar, además, que son prácticamente la única disciplina deportiva que no consume recursos públicos, ni utiliza polideportivos o instalaciones financiadas con dinero público. Sin embargo, declaraciones de este tipo abundan en la teoría de que los Clubes Náuticos son elitistas y cerrados, cuando la realidad social es bien distinta. Desde la Asociación y los Clubes Náuticos que la forman llevan años trabajando por cambiar esta imagen equivocada de la náutica. Una náutica accesible al ciudadano es posible, los Clubes Náuticos lo demuestran día a día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *