Reunión de trabajo de los Clubes Náuticos y la Asociación Nacional de Empresas Náuticas

Reunión de trabajo de los Clubes Náuticos y la Asociación Nacional de Empresas Náuticas Análisis del sector y de las tendencias de uso de la náutica, estudio de la situación de los clubes y de los retos de futuro y…

Read More

Ataque frontal de la Generalitat a la actividad deportiva náutica

El Servicio de Explotación de Puertos pretende acabar con el deporte base aplicando una tasa a las embarcaciones de escuela (piraguas, Optimist, botes, etc.) y competición que no tienen obligación de ser matriculadas.

 

La Asociación de Clubes Náuticos quiere denunciar el doble lenguaje de la Administración autonómica y el cinismo que supone utilizar la náutica como reclamo turístico, invirtiendo enormes cantidades de dinero público en grandes eventos como la America’s Cup o la Volvo Ocean Race y, al mismo tiempo, penalizar la práctica del deporte de base con tasas inasumibles.

 

El Servicio de Explotación de Puertos de la Generalitat Valenciana parece embarcada en una cruzada contra los deportes náuticos, mediante la aplicación de la Tasa G5 –que deben pagar las embarcaciones matriculadas por el uso de las instalaciones portuarias- a toda la flota de embarcaciones deportivas ligeras destinadas a escuela y competición (piraguas, Optimist, botes de remo, etc) .

Hasta la fecha, y durante más de 25 años, estas embarcaciones estaban exentas del pago al no tener obligación de matrícula y entenderse que los clubes ya pagan por ellas dentro del canon concesional por uso de suelo que ocupan las embarcaciones.

Hace unos meses algunos clubes recibieron una comunicación que les instaba a notificar el material náutico ligero del que disponían. Ante esta situación se establecieron contactos con la Administración para aclarar la situación. El entonces director General, Carlos Eleno, y el Jefe de Servicio de Explotación de Puertos, Julio Marín, informaron en una reunión de que las embarcaciones deportivas ligeras, exentas de matriculación, se mantendrían fuera de la obligación de la Tarifa G5, no debiendo ser dadas de alta. Se da la circunstancia de que el propio sistema de altas denominado “espigón” no recoge la posibilidad de inscribirlas, por lo que resulta imposible hacerlo, y demuestra que no están sometidas al pago.

Read More